Recomendacion de:

Día Mundial del medio ambiente

La Organización de las Naciones Unidas designó el 5 de Junio como el día Mundial del Medio Ambiente para concientizar a el mundo entero. Su protección es un tema muy relevante ya que afecta al bienestar de los pueblos y al desarrollo económico en todo el mundo. El celebrar este día nos da la oportunidad de ampliar nuestros conocimientos.

Durante muchos años hemos explotado y destruyendo el ecosistema de nuestro planeta. Cada tres segundos el mundo pierde superficie de bosques como para cubrir un campo de futbol. Este ultimo siglo hemos destruido el 50% de nuestros humedales, más de la mitad de nuestros arrecifes de coral y para el 2050 como resultado se habrá perdido el 90%.

Acciones para cuidar el medio ambiente.

Disminuye el uso de la electricidad, apaga las luces que no ocupes, utiliza focos ahorradores, no dejes conectados los electrodomésticos que no utilices.

Viaja más en transporte publico, las emisiones de los coches en las ciudades son muy dañinas tanto como para la salud y el medio ambiente. Si en tu comunidad cuentan con ciclo pistas es una excelente opción además estás cuidando tu salud.

Cuida de tu alimentación, la mayoría de los productos que se consumen hoy en día no aportan el mínimo de los nutrientes necesarios para el cuerpo humano. Los productos envasados generan un mayor impacto ambiental que el de los orgánicos.


Cambia los productos de limpieza, muchos de ellos contienen químicos altamente dañinos para los suelos, los aerosoles contienen (CFC’S) Clorofluorocarbonos que dañan la capa de ozono.


Separa residuos, Cuando los materiales reciclables recuperados regresan al circuito comercial e industrial se reducen los gastos de insumos, energía y agua. Se pueden separar por colores:
Blanco: Plástico, cartón, vidrio, papel y metales.
Verde: Restos de comida y residuos agrícolas.
Negro: Residuos no reutilizables, papel higiénico, papeles metalizados, papeles y cartón con restos de comida.

La huella ecológica

La huella ecológica es de igual forma un indicador biofísico de sostenibilidad que integra el impacto ambiental generado por una comunidad humana sobre su entorno considerando los recursos necesarios como los residuos generados por el consumo humano. Se define como la superficie ecológica necesaria para producir los recursos consumidos por un ciudadano medio de una comunidad determinada así como la necesaria para absorber los residuos que genera. Es sencillo corroborar nuestra responsabilidad en la contaminación del planeta en el agotamiento constante y progresivo de los recursos naturales el indicador tiene como objetivo, por lo tanto evaluar el impacto sobre la Tierra de un determinado modelo o forma de vida y consecuentemente su grado de sostenibilidad.

Da click en este enlace para calcular tu huella ecológica.

Si quieres leer más sobre temas interesantes te dejamos un enlace para visitar nuestro blog.

Especialidades